¿CUALES SON LAS CAUSAS DE DOLOR LUMBAR?

 - Estructural: mecánica o no específica, artritis o disfunción de la articulación interfacetaria, disco intervertebral prolapsado, espondilólisis, espondilolistesis, estenosis espinal.

- Neoplasia: primaria o secundaria

- Referido: de grandes vísceras, estructuras retroperitoneales, sistema urogenital, aorta, cadera

- Infección: discitis, osteomielitis, abscesos paraespinal

 

- Inflamatoria: espondiloartropatia, sacroileitis, disfunción sacroiliaca.

- Metabólica: colapso vertebral osteoporotico, enfermedad de Paget, osteomalacia, hiperparatiroidismo

- El dolor lumbar es la segunda causa más común de consulta.

- Su incidencia en la población adulta es de 60% a 90% anual.

- En menores de 45 años es la primera causa de discapacidad.

- De todas las causas de dolor lumbar agudo, el 70% es debido a alteraciones musculares lumbares, el 10% a cambios degenerativos en los

- discos y las facetas, el 4% a fracturas por compresión osteoporótica, y el 3% a estenosis espinal.

- El resto de causas representa el 1% únicamente(metástasis, infecciones discales)

- El 50% de los pacientes derivados a consulta especializada, presentan algún tipo de compresión radicular, pero solamente el 10% de este grupo tienen un disco intervertebral herniado con indicación verdaderamente quirúrgica

- Dolor puramente psicogénico representa el 2,5%, siendo los diagnósticos más frecuentes enfermedad somatoforme y depresión endógena

- Del grupo de pacientes operados los diagnósticos más comunes son: daño radicular, fibrosis compresiva radicular, inestabilidad postquirúrgica iatrogénica, aracnoiditis, síndrome vertebral transicional postfusión segmentaria, seudoartrosis y complicaciones de fijaciones instrumentales internas.

- Atrapamiento radicular:

Es la irritación de una raíz por el desarrollo paulatino de lesiones degenerativas de las articulaciones posteriores (osteófitos, deformidades) y del disco (protrusión del anillo) que estrechan el canal radicular. Clínicamente se caracteriza por un dolor irradiado por el dermatoma correspondiente, con frecuencia, pero no siempre, acompañado de dolor lumbar. Se trata de un dolor tenaz que se modifica poco con el reposo y empeora al andar y con la bipedestación, aunque suele ser más leve e impreciso que el de la radiculitis por hernia discal. Su evolución es subaguda o crónica con oscilaciones y verdaderas reagudizaciones. En la exploración con frecuencia no se detectan signos de radiculitis (Lasègue negativo en el 70% de los casos).

-Claudicación neurógena (estenosis del conducto raquídeo):

Las causas potenciales son varias, pero la más frecuente es el desarrollo de lesiones degenerativas que disminuyen la luz de un conducto raquídeo a veces ya congénitamente estrecho. La espondilolistesis degenerativa, común en estos pacientes, reduce también las dimensiones del conducto; un tumor, la enfermedad de Paget o la existencia de fibrosis posquirúrgica son otras causas posibles. Suele afectar a individuos de edad avanzada con antecedentes de dolor lumbar. Cuando se desarrolla la claudicación es posible que el raquis ya no produzca dolor, pero en cambio existan molestias, disestesias y pesadez en las piernas que aparecen al andar, de modo claudicante. Aumentan con la extensión del tronco y la bipedestación prolongada y se alivian con la flexión y el reposo. Estos pacientes sufren a menudo calambres nocturnos en las piernas. La exploración es poco expresiva y muy variable